Les hablaremos de uno de los alimentos más utilizados en el mundo. Se trata del Chocolate, el cual proviene de un fruto llamado cacao. En la actualidad se le denomina chocolate al producto final de la elaboración o procesado del fruto cacao. El árbol del cacao es originario de Mesoamérica, (Guatemala, Honduras, México) El chocolate fue utilizado por primera vez por los Olmecas como una bebida hace más de 3000 años, posteriormente el cacao se fue expandiendo y fue utilizado como moneda de pago por los Mayas, llegando por último al imperio Azteca. El cacao posteriormente fue utilizado para los rituales religiosos, al grado de quedar reservado a las clases superiores como una bebida privilegiada. Con la llegada de los españoles a américa el cacao fue llevado a Europa, primeramente a España y posteriormente se expandió a demás países como Francia e Italia. Con la llegada del cacao a España se le hicieron importantes cambios, pues se introdujo por primera vez una mezcla de caña de azúcar, vainilla y un poco de canela, dejando a un lado el consumo como bebida líquida. El chocolate se fue expandiendo debido a la necesidad de cultivar en otras regiones, pues lo producido en la zona de Mesoamérica no era suficiente para cubrir la demanda, llegando así a cubrir parte del continente Asiático y posteriormente el Africano. El chocolate seguía siendo considerado para las clases acomodadas, poco a poco se expandió a tal grado de crear industrias sobre este fruto. El primer país en industrializar el chocolate fue España, país que abre su primera fábrica en Barcelona en el año de 1780, le siguieron Alemania y Suiza. Esta industrialización del cacao fue tal que posteriormente migró al continente africano, logrando ser a principios del siglo XX en el mayor productor de cacao, pues era una tierra ideal para su plantación. Con esta industrialización el cacao se empezó a comercializar en diversas modalidades: chocolate seco, en el licor, fondant, praliné, en polvo, en crema para untar, entre otras. Actualmente podemos ver el chocolate en casi todas las tiendas, centros comerciales, restaurantes y es utilizado en casi todas las regiones del mundo. Se le puede encontrar como bebida, como parte de comidas, como dulce, amargo, con licor, con almendras, con leche, etc. Los países considerados como los mejores en la fabricación de chocolates son: Bélgica, Francia y Suiza.